jueves, 7 de noviembre de 2013

Lucha entre hombre y mujer.





Hoy no voy a componer un poema, ni algo erótico, ni mucho menos un cuento.

Hoy simplemente voy a dejar fluir los pensamientos que van brotando en mi cabeza.

¿cuantos no estamos ya cansados de esa  lucha interminable entre hombre y mujer?, el que no puedan entenderse en lo más simple que es el amor,  hace falta tener la comprensión necesaria para poder ponerse en el lugar del otro y meterse en la cabeza, que es igual de complicado tanto para uno como para el otro.


El amor es como el aire aunque no lo veamos lo necesitamos, en el caso del amor, aunque nos hagamos los fuertes, los independientes y tengamos la actitud del no me importa, les dejo saber que es mentira. Todos deseamos tener alguien que nos quiera, nos abrace, nos escuche, nos acaricie, que de un momento a otro, nos haga transportarnos de este mundo, a otro, en donde no este nadie más.

nos deleitamos tanto imaginando con los momentos perfectos, los momentos mágicos, sin saber que cuando estamos con esa persona ya lo son y que nunca más se repetirán por que las cosas maravillosas no vuelven a pasar de la misma forma. Son recuerdos que se graban en nuestro ser, dándonos los suspiros como resultado, si, suspiros, esos segundos donde el corazón externa involuntariamente algo que anhelamos.

vivimos en esa constante lucha en la cual queremos amar pero a la vez queremos libertad, sin darnos cuenta que el amor es dar libertad, es tener sin poseer, que esa persona debe ser nuestro cómplice y no nuestro captor. Que la libertad no nos hace alejarnos, más bien nos hace valorarnos, nos hace querer estar con esa persona por que en vez de asfixiarnos nos motiva a compartir todo con ella.

lo neguemos o lo aceptemos la persona correcta es aquella que nos haga sonreír con solo ver sus mensajes, que nuestro estado de humor cambie al verla, que su sentido del humor complemente el nuestro o nos haga tener uno mejor. Que sus besos nos lleven al cielo al sentirlos, que sus ojos transparenten su amor por nosotros y que su corazón lata tan rápido que parezca que se va a salir de su pecho al abrazarnos.

No podemos soñar con tener el cuento de hadas pero si intentar tener lo más parecido a este. No hay una receta mágica para tenerlo, pero lo único que podemos hacer es dejar de jugar al juego de hombre y mujer para ser uno solo.  Amar no significa perder, significa llegar al punto medio donde los dos están en equilibrio tanto consigo mismos como con su pareja, no es difícil solo es cuestión de querer hacer bien las cosas.

*.
( `·.¸
`·.¸ )
¸.·)´
.·´
`*.
( `·.¸
`·.¸ )
¸.·)´
.·´
`*.*´¨)
¸.·´¸.·*´¨) ¸.·*¨)
(¸.·´ (¸.·`*SoN!a





No hay comentarios:

Publicar un comentario